La Autovía del Olivar y el polvo de caucho de neumáticos usados

La Autovía del Olivar utiliza polvo de caucho de ruedas en desuso para cubrir la capa de rodadura.

Esta práctica se aplica en un total de 17 km, lo que supone un aprovechamiento de unas 180 toneladas de polvo de caucho (36.600 neumáticos fuera de uso).

La Consejería de Fomento y Vivienda está empleando polvo de caucho de neumáticos en las obras del tramo de la variante de Baeza en la Autovía del Olivar, técnica de construcción sostenible que aprovecha los neumáticos fuera de uso para extenderla en la capa de rodadura de las carreteras.

Olivar 1

Esta práctica se aplica en un total de 17 kilómetros de la Autovía del Olivar, lo que supone un aprovechamiento de unas 180 toneladas de polvo de caucho, es decir, del orden de 36.600 neumáticos fuera de uso. La técnica consiste en el extendido de una mezcla bituminosa en caliente con un betún modificado con polvo de caucho, que aporta mucha rugosidad y un buen comportamiento en caso de lluvia.

La incorporación del polvo de caucho al betún mejora sus prestaciones como material para la construcción, reduce los costes de mantenimiento y aumenta la seguridad en la vía.

Medioambiente

Los neumáticos se procesan en la Planta de Reciclados de Neumáticos de Andalucía (Renean) ubicada en Espeluy (Jaén). Allí se separan las distintas partes del neumático y su fracción más fina, el polvo de caucho, sirve para mejorar el betún empleado en las mezclas asfálticas.

Olivar 2

Desde el punto de vista medioambiental, el empleo de polvo de caucho procedente de neumáticos fuera de uso consigue reutilizar y reciclar un material residual, reduciendo los neumáticos en vertederos y ahorrando en recursos naturales.

Olivar 3

Otros usos

Los neumáticos usados se pueden reutilizar para el asfalto de las carreteras, pero ya están presentes, de forma invisible, en otras cosas de la vida diaria: el suelo mullido de los parques infantiles de muchas calles, suelas de goma, campos de césped artificial y pistas deportivas contienen ya caucho reutilizado de neumático. Además, el recauchutado es una forma de colocar una nueva banda de rodadura sobre un neumático usado para alargar su vida.

Otra de las utilidades es quemar los neumáticos para obtener energía, como se hace con el carbón, aunque este uso no es el más ecológico porque en la combustión se desprenden sustancias tóxicas.

Legislación específica aplicable

Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre (Boletín Oficial del Estado número 2 de 3 de enero de 2006), aprobado, al amparo de la Ley 10/98 de residuos, sobre gestión de neumáticos fuera de uso.

Los productores están obligados a hacerse cargo de la gestión de los residuos derivados de sus productos, a garantizar su recogida y gestión y pueden poner en práctica sistemas para gestionar el tratamiento de los NFU puestos por ellos en el mercado financiando también los costes inherentes a dichas recogida y gestión.

Este Real Decreto establece que las obligaciones de los agentes económicos pueden llevarse a cabo bien de manera individual o bien participando en sistemas integrados de gestión (SIG), que hayan sido previamente autorizados por las comunidades autónomas (CCAA).

Hasta el momento actual se han constituido dos Sistemas Integrados de Gestión (SIG), uno de ellos denominado “SIGNUS”, cuya entidad gestora es “SIGNUS Ecovalor, S.L.”, y el otro denominado “TNU”, cuya entidad gestora es ”Tratamiento de Neumáticos Usados, S.L.”

Olivar 4

Objetivos:

Cualitativos. Asegurar la correcta gestión ambiental de los NFU. Aplicación del principio de responsabilidad del productor a los responsables de la puesta en el mercado de los neumáticos. Determinar objetivos cuantitativos de valorización y reciclaje de NFU.

Cuantitativos (%).

Olivar 5

Medidas.

Una de las aplicaciones de mayor interés en las obras públicas del caucho de NFU es su utilización en mezclas bituminosas para carreteras, puesto que el caucho de los neumáticos mejora su comportamiento, es más económico que otros modificadores alternativos y permite consumir una gran cantidad de residuo.

Para fomentar esta aplicación el Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras y Puentes (PG-3) del Ministerio de Fomento, especifica el empleo prioritario de polvo de caucho en mezclas bituminosas siempre que sea técnicamente y económicamente posible.

NOTA: El próximo 26 de Octubre se realizará una jornada técnica en Baeza sobre el asunto.

Olivar 6

Bibliografía

Suscríbete a nuestro sitio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies