Solaroad: el primer carril bici solar del mundo genera más energía de lo esperado

Foto 01Foto 02

Hace más de un año desde que se inauguró el primer carril bici con paneles solares del mundo, en Krommenie (Países Bajos).  Se trata de un camino paralelo a la vía habitual, en el que circulan bicicletas.

En él, hay células fotovoltaicas que van integradas en módulos de hormigón de 2,5 a 3,5 metros, por encima, una doble capa de vidrio templado -de 1 cm de grosor – como protección.

Supuso una inversión de 3 millones de euros. Los resultados han sorprendido incluso a los diseñadores. En el último año, el carril bici solar de 70 metros de largo ha generado 9.800 kWh – lo suficiente para abastecer tres casas.

Pronto crecerá en distancia – será de 100 metros en 2016 -, pero el siguiente paso estará en mejorar la resistencia para que otros vehículos puedan circular sobre él.

Foto 03

La empresa tiene la esperanza de que éxito del carril bici estimulará a más ciudades para incorporar la idea y tener caminos que generen energía renovable y barata.

Foto 04

Este carril bici solar da algunos otros servicios además de la generación de electricidad, como puede ser la señalización e iluminación así como calentarlo para que no se formen placas de hielo en invierno.

Foto 05

Se estima que el carril bici solar se amortizará en 15 años – y en esos años, la tecnología habrá avanzado inmensamente.
Las posibilidades de carga para los coches eléctricos y el almacenamiento de energía solar en redes locales son el siguiente paso. El equipo de SolaRoad ya ha comenzado el proceso de ajuste después del experimento piloto, desarrollo de capas nuevas y mejoradas para los paneles.

Y, ¿cómo reacciona el público?

Foto 06

Sten de Wit del consorcio de SolaRoaddeclaró que “la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de la diferencia con un carril bici clásico. Eso es exactamente lo que queremos lograr: carreteras cumpliendo adecuadamente su función, mientras que generan energía solar. “

Durante sus 6 primeros meses de pruebas pasaron más de 150.000 ciclistas.

Las pruebas, además de comprobar la eficiencia energética de sus paneles, tenían como prioridad conocer la resistencia del conjunto, y el funcionamiento ante diferentes situaciones meteorológicas.

Y en ese aspecto no todo ha ido perfecto en los tests, los cambios de temperatura han influido en el revestimiento de cristal, que se ha ido separando del conjunto. Afortunadamente ya tienen planteadas soluciones que se pondrán en práctica en la próxima obra.

Otro pequeño inconveniente es que  nunca serán tan eficientes como los que podemos tener en nuestras casas, ya que no se pueden orientar de forma correcta al estar situados sobre el plano de la carretera, y cuentan con protecciones que restan eficiencia.

Foto 07

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − siete =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies